Javier Zabala

Estrategas y líderes para un mundo VICA

Javier Zabala

Por: Javier Zabala | Publicado: Jueves 25 de septiembre de 2014 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Javier Zabala

Javier Zabala

Javier Zabala

Volátil, incierto, complejo y ambiguo (VICA) son los términos usados en el mundo militar para describir la realidad geopolítica con la que lidiamos hoy. En los negocios no es muy diferente, y por esto estamos dedicando estas columnas a cómo hacer para que el talento de la empresa logre que la volatilidad sea una aliada.

Las empresas más ágiles invierten en contratar y formar directores, gerentes y ejecutivos clave capaces de vivir en un constante scenario planning. No como el proceso académico y lento de los 90’s, sino como un ejercicio de pizarrón constante, interdependiente, de confianza mutua y multinivel. Así frecuentemente generan y acuerdan alternativas que podrían permitir responder a situaciones nuevas. UPS se preparó durante años para enfrentar un ataque terrorista a su centro de distribución mundial en Alemania, algo que por fortuna no ha ocurrido. Pero haber pasado por el ejercicio le permitió a su capa gerencial enfrentar de buena manera el desastre logístico que significó la erupción del volcán en Islandia hace unos años. Sin embargo, el ejercicio no es solo para mitigar riesgos o enfrentar crisis, pues permite también entender en profundidad el FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) de cada industria donde opera la corporación, y detectar y filtrar anomalías de mercado; que pueden ser oportunidades importantes, pero pasajeras.

Cuando en 2009 la primera oleada de la actual crisis hizo caer la ventas de los paquetes grandes frente a los empaques de tamaño viajero, los gerentes de analytics de un retailer norte americano advirtieron estas desviaciones del comportamiento esperado, y pudieron probar y corroborar rápidamente el por qué. Pero además lograron realinear su cadena de valor de marcas propias, y así quitarle participación de mercado a las marcas centenarias. Para esto una capa ejecutiva completa tuvo que mostrar fuertes capacidades de trabajo en equipo, de enfrentar y gestionar la ambigüedad, de tomar decisiones aun cuando no se tenía toda la data de respaldo, de negociar acuerdos colegiados, y luego de no cuestionar la decisión e implementarla de forma rápida y alineada.

En mi experiencia, en Chile muchas empresas han crecido con un modelo de liderazgo más tradicional, que puede mostrar grietas en un mundo VICA. Incluso el atraer, contratar, desarrollar y retener a líderes apropiados no basta. Para hacer de la volatilidad un aliado se debe diseñar estructuras fluidas, que por ejemplo sean capaces de conformar equipos de reacción rápida por lo que dure la situación inesperada, tema que cubriré en las próximas columnas.

Lo más leído

DF Multimedia