Javier Zabala

El directorio frente al desafío digital

Director, LUMINIS Consejeros

Por: Javier Zabala | Publicado: Martes 25 de octubre de 2016 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Javier Zabala

Javier Zabala

Si bien ninguno de los profesionales con los que usted se relaciona viven exactamente dentro de una caverna—como para no darse por enterados—compare cuánto está cambiando la economía y la vida diaria con la digitalización del mundo, versus cuántas conversaciones profesionales y acciones concertadas y planificadas está toma su esfera de trabajo al respecto.

El problema parece no ser solo de Chile pues, por ejemplo, encuestas globales de McKinsey muestran que solo el 17% de los directores dice auspiciar iniciativas digitales, aun cuando casi un tercio espera que su modelo de negocio sea remecido por esto en los próximos cinco años, y que solo el 16% dice entender completamente de qué forma. Cabe entonces preguntarse ¿qué acciones puede tomar un empresario para adaptar su directorio y equipo gerencial a la economía digital?

Experiencias internacionales muestran que no basta con que solo se contrate un director con experiencia en “lo digital” y un Gerente de Digitalización, y se delegue en ellos la responsabilidad. Lo que se recomienda es que el directorio sea un verdadero partner de la gerencia en la conceptualización del desafío--y la solución-- de lo digital, y que el mismo directorio se involucre profundamente en entender cómo la transformación digital está afectando la empresa.

Al respecto, acá en Chile se ve que algunos empresarios se ocupan de acelerar el paso, por ejemplo, conformando no simplemente un comité directivo de lo digital, sino que varios ecosistemas (de actores internos y externos) para adentrarse en las múltiples dimensiones del tema como e-commerce, mobile, seguridad, Internet de las Cosas, big data e inteligencia artificial. Para eso por ejemplo peregrinan con sus ejecutivos a Silicon Valley, y apoyan pro-activamente a incubadoras, aceleradoras y redes de inversionistas ángeles y Venture Capital.

Este proceso aumenta el involucramiento del directorio, le permite ser más asertivo en la detección y mitigación de riesgos, revitaliza las conversaciones con gerencia, y permite una gobernanza más participativa, activa, informada y conocedora al momento de ser presentada con planes para enfrentar lo digital.

Pero tal vez es aún más relevante es que le permite al directorio entender con más detalle las nuevas y diferentes competencias que los máximos ejecutivos deben poseer en cada línea de negocio, intuir si efectivamente los directores y ejecutivos con los que se cuenta son los adecuados para el desafío, y si es necesario comenzar un proceso de recambio de talento para hacer frente a la nueva realidad.

Lo más leído

DF Multimedia