Erik Haindl

El peligroso ciclo chileno de 41 años

Por: Erik Haindl | Publicado: Miércoles 1 de abril de 2015 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Erik Haindl

Erik Haindl

Existe una curiosa regularidad empírica en la sociedad chilena, que la lleva a rebelarse contra su pasado e intentar lanzar todo lo que ha logrado, por la borda. Esto ocurre aproximadamente cada 40 a 41 años, y se traduce en crisis y revoluciones que han ocurrido con una notable regularidad desde la fundación de nuestra república. Algunos acontecimientos pueden ilustrar este punto:


• 1810: Declaración de Independencia. Crisis y revolución que marca el nacimiento de la república.
• 1851: Guerra civil entre conservadores y liberales. La República Conservadora logró vencer a los rebeldes, pero tuvo que ceder paso en definitiva a las fuerzas liberales, en lo que sería posteriormente la República Liberal.


• 1891: Guerra civil del Parlamento contra el Presidente Balmaceda. Derrocamiento del Presidente Balmaceda e instauración de una República Parlamentaria.


• 1932: Sublevación de fuerzas armadas, República Socialista, Crisis económica. Instauración de una República Presidencial encabezada por Arturo Alessandri.


• 1973. República Socialista que intenta imponer un régimen marxista. Golpe de Estado. Instauración de un Gobierno Militar encabezado por Augusto Pinochet.


• 2014-15: Crisis actual.


Antes de 1850, personajes como Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento aclamaban al sistema político chileno como uno de los mejores de América Latina, en el cual se había logrado asentar un régimen republicano, con libertad de prensa, orden, y estado de derecho. Chile parecía haber superado el caudillismo general que se veía en la región. No pasó mucho tiempo para que los chilenos quisieran tirar todo por la borda en la revolución de 1851.


En 1891, el Presidente Balmaceda encabezaba un régimen presidencial fuerte, con un claro proyecto de progreso y desarrollo, gracias a los generosos recursos del salitre. Una revolución abortó este proyecto.
En 1973, una revolución encabezada por los militares, sepultó un proyecto para construir un régimen marxista en Chile. Esta revolución sentó las bases del actual modelo "Neoliberal".


En 2015 existe una crisis de confianza generalizada en las instituciones. Se respiran aires de revolución. ¡Se desea cambiar y reformar todo! Los chilenos en 2015 tienen el mayor nivel de ingreso de su historia, los niveles de pobreza más bajos, los mayores niveles de educación. Chile es considerado el país más adelantado de América Latina y el que se encuentra más cerca de alcanzar el desarrollo. Paradójicamente, existe un rechazo mayoritario al modelo "Neoliberal" que hizo posible alcanzar estos logros.


Existe la idea de cambiar la Constitución y reemplazar las políticas que nos hicieron exitosos, por aquellas que nos lleven de vuelta a la mediocridad y pobreza latinoamericanas. ¿Lograremos sortear estos desafíos y mantener el rumbo que nos lleva al desarrollo? o ¿tendremos que experimentar un retroceso en todo lo logrado y sumergirnos en viejos esquemas socialistas y de estados benefactores ya fracasados?

Lo más leído

DF Multimedia