Erik Haindl

El fin del superciclo de precios del cobre

Por: Erik Haindl | Publicado: Martes 1 de septiembre de 2015 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Erik Haindl

Erik Haindl

Con la actual crisis de China todo parece indicar que nos encontramos en el fin de la bonanza que significó el último gran superciclo de precios del cobre. En los últimos años China ha consumido alrededor del 44% del cobre del mundo. En cierta forma, no podía ser sostenible que una economía que representa alrededor del 12% del PIB mundial, consuma casi la mitad del cobre, del hierro y de los principales commodities del mundo. La demanda de China por cobre se ha comenzado a contraer, lo que debiera incrementar fuertemente los inventarios de cobre a nivel mundial.

De acuerdo a las últimas proyecciones, los inventarios totales de cobre debieran incrementarse en 650 mil toneladas, lo que debiera conducir a un stock total de 3,5 semanas de consumo, el mayor nivel desde 2003. Todo indica que esta sobreoferta debiera continuar el próximo año, haciendo crecer los inventarios mundiales a alrededor de 5,3 semanas. Esto debería seguir presionando los precios del cobre a la baja.

El precio real del cobre experimenta ciclos bastantes largos, lo que se explica por la gran cantidad de tiempo que toma acomodar la producción de las minas de cobre. En promedio, el precio real del cobre ha fluctuado en torno a 186 centavos de dólar la libra en los últimos cien años. Su desviación estándar ha sido de 84 centavos, lo que indica la alta volatilidad que ha tenido el precio de este metal.

Al inspeccionar la serie, se advierten tres periodos de bonanza de precios en el último siglo. El primero, es el periodo de 1952 a 1956, impulsado por la guerra de Corea, en que el precio real del cobre alcanzó a 233 centavos la libra en promedio en la bolsa de Londres. Nuestro país no tuvo acceso a esa bonanza, ya que Chile apoyó el esfuerzo de guerra de Estados Unidos manteniendo el precio previo al conflicto. El segundo periodo de bonanza fue desde 1964 hasta 1974, impulsado por la guerra de Vietnam. El precio real del cobre alcanzó a 313 centavos en dicho periodo, y el cobre se transformó en "el sueldo de Chile". La tercera bonanza, fue impulsada por un "faraónico" programa de inversiones de China, y aparentemente duró desde 2005 hasta 2015. El precio real del cobre en este periodo alcanzó a 326 centavos la libra.

Si se sacan estos tres periodos de bonanza, el precio promedio real del cobre cae a sólo 143 centavos por libra. ¿Cuáles son las consecuencias para Chile del fin de este último superciclo de precios del cobre? ¡No cabe duda que el país va a cambiar!

El primer impacto de una fuerte caída en el precio del cobre se sentirá en el equilibrio externo. Por cada cien centavos de caída de precio del cobre, la balanza comercial se deteriora en 5,5 puntos porcentuales del PIB. Afortunadamente contamos con un tipo de cambio flotante, que permite ajustar la economía a este shock en forma automática. El resultado va a ser un fuerte aumento en el tipo de cambio real, que estimulará exportaciones no cobre y sustituirá importaciones.

El segundo impacto va a ser sobre el equilibrio fiscal. Al precio actual del cobre, Codelco ya no es capaz de entregar excedentes al fisco. De seguir cayendo el precio del cobre, existe el peligro de que Codelco tenga que ser apoyado por el Estado para cubrir sus eventuales déficits futuros. Es clave que la administración de Codelco se centre en reducir los costos de producción. Desde luego se debería estudiar el cierre de minas caras y detener el plan de inversiones de US$ 23 mil millones, el cual se debería reestudiar para ver su conveniencia con precios del cobre de 180 centavos por libra.

Sin los aportes de Codelco y con menores utilidades de la gran minería del cobre, el déficit fiscal de este año debería alcanzar alrededor de 3,5% del PIB. El efecto cíclico explica tan sólo 0,6 puntos de ese déficit, por el que el déficit fiscal estructural (bien medido) sería de 2,9% del PIB. Corresponde postergar las costosas reformas planteadas y tener un presupuesto fiscal austero para el próximo año.

Lo más leído

DF Multimedia