Dalibor Eterovic

Chile, escenario externo y precio del cobre

Por: Dalibor Eterovic | Publicado: Viernes 16 de enero de 2015 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Dalibor Eterovic

Dalibor Eterovic

La mejora en el escenario externo es uno de los principales pilares en los que las autoridades económicas han sustentado la cada vez más débil expectativa de recuperación de la economía chilena.

Lamentablemente, a menos de un mes de iniciado el año, vemos que este pilar tambalea.

Al menos tres son las señales de alerta. Primero, el crecimiento global sigue muy desbalanceado y descansa casi exclusivamente en la capacidad de EEUU de mantener el renovado vigor de su economía.

La Eurozona continúa con un déficit de demanda crónica e incapacidad política para escapar de la deflación, mientras los últimos datos en china muestran indicios de debilidad económica. Recogiendo estos desarrollos, el Banco Mundial acaba de bajar su expectativa de crecimiento global para 2015 a 3%.

Segundo, se ha apreciado un aumento en la aversión al riesgo global producto, entre otros, de la coyuntura política en Grecia (elecciones el 25 de enero), y de los efectos financieros de la fuerte depreciación cambiaria rusa y su posible contagio al mundo emergente. El bono del Tesoro norteamericano a 10 años muestra una caída de 30pb desde inicios de año y hoy su tasa forward instantánea se encuentra bajo 3%, nivel menor al de mayo del 2013.

Los spreads soberanos y corporativos han aumentado, acompañados por salidas de capitales del mundo emergente. El dólar ha seguido apreciándose y las bolsas han mostrado gran volatilidad intradía y tendencia a baja.

Pero el hecho más destacable, por su relevancia para Chile, ha sido la evolución a la baja y el grado de co-movimiento en los precios de commodities. En particular, desde inicios de año, el petróleo ha caído 4,5% (más de 45% en 12 meses) mientras el cobre ha caído casi 9%, con lo que acumula una caída de más de 23% en 12 meses.

Si bien hay algún consenso de que la fuerte caída en el precio del crudo es positiva para el crecimiento global principalmente a través de la mejora en el ingreso disponible de los consumidores de países importadores, los negativos efectos financieros sobre países exportadores podrían mermar estos beneficios.

Por su parte, una baja en el precio del cobre es un balde de agua fría para la economía chilena. Mientras Chile importa en torno a 5% de su PIB en petróleo y derivados, las exportaciones de cobre alcanzan a 15% del PIB. De mantenerse los precios actuales, se produciría un deterioro en los términos de intercambio (TI) en 2015.

En el IPoM de diciembre, el BCCh proyectó un precio promedio de US$2,95/libra para el cobre y de US$64/barril para el petróleo WTI. Con esto estimó un aumento de 1,7% en los TI para este año. Como test ácido, si el cobre y el petróleo se quedan en los precios actuales (15% y 30% menos que lo pronosticado respectivamente), dicha estimación calculamos pasaría a una caída en los TI cercana a 2%.

Esto sesga a la baja las proyecciones de crecimiento para este año. Más aún, la reciente caída del precio del cobre tendrá un efecto directo en los ingresos fiscales. De mantenerse el precio del cobre en torno a US$ 2,55/libra, el resultado fiscal se deterioraría en alrededor de 0,5% del PIB, equivalente a cerca de US$ 1.200 millones.

En conclusión, el BCCh deberá reconocer el empeoramiento de las condiciones externas. Una caída en los términos de intercambio es deflacionaria en el mediano plazo. La TPM se ubicaría bajo 2,5% antes de mitad de año.

Lo más leído

DF Multimedia